Si hace unos días hablábamos de la manera en la que los alemanes comen aceitunas, hoy es el turno de nuestros vecinos franceses. Y es que las aceitunas no son para nada desconocidas en Francia, quinto país olivarero de la Comunidad Europea por detrás de España, Italia, Grecia y Portugal. Además, es el séptimo productor del mundo. Dicho esto y teniendo en cuenta la excelente calidad de la gastronomía francesa no es de extrañar que un manjar como las aceitunas no pase desapercibido entre sus platos. Os dejamos dos de las recetas con aceitunas más características de Francia:

1. Paté de aceitunas o tapenade

El tapenade, la olivada o pate de aceitunas es uno de las recetas con aceitunas más típicas de Francia, especialmente en la zona de la Provenza. Allí es muy común servirlo en forma de aperitivo acompañado de pan tostado. Aunque cada vez es más común emplear el tapenade como un condimento a platos principales como por ejemplo la pasta.

¿Cuáles son los ingredientes necesarios para preparar el tapenade? El tapenade tradicional se prepara con aceitunas (preferiblemente aceitunas negras y sin hueso), alcaparras, anchoas, tomillo, romero, ajo y aceite de oliva.

¿Cómo preparamos el tapenade? Tan solo necesitamos echar todos estos ingredientes en el vaso de la batidora, eso si, antes de batir nos aseguramos que todos los ingredientes estén bien mezclados y después trituramos. A la hora de batir debemos tener cuidado para no pasarnos y crear un paté líquido, debemos tratar que el resultado sea una masa fina pero granulada al mismo tiempo.

Et voilà… en tan sólo cinco minutos tenemos preparado un aperitivo con el que sorprender a nuestra familia, amigos o compañeros de trabajo.

Además del tapenade tradicional que acabamos de explicar, existen amplias variaciones de esta receta en las que se incluyen distintos ingredientes y especias como por ejemplo: tomates, naranja, orégano, distintos tipos de aceitunas, etc.

Tapenade el pate de Francia

2. Fougasse: Pan de aceitunas negras, tomate y romero. 

El fougasse de aceitunas negras, tomates y romero es otra receta muy típica de la región francesa de la Provenza y suele ser un excelente aperitivo acompañado de deliciosos quesos o embutidos. Aunque también puede degustarse sin ningún tipo de compañía.

¿Cuáles son los ingredientes necesarios para preparar el fougasse? Para elaborar la masa necesitaremos harina, agua templada, aceite, levadura de panadero y sal. Para el relleno debemos tenerr  un par de tomates pequeños maduros y pelados, 4 tomates secos, 2 dientes de ajo, 15 aceitunas negras, 1 rama de romero fresco y una cucharada de aceite de oliva.

¿Cómo preparamos el fougasse? Este plato no es tan rápido como el tapenade pero merece la pena ponernos manos a la masa para disfrutar de su sabor. En primer lugar debemos mezclar en un bol agua, aceite y levadura. Seguidamente, removeremos hasta que la levadura se disuelva y dejaremos reposar diez minutos. Después, añadiremos harina, sal y amasamos hasta crear una masa poco pegajosa. Una vez conseguido esto, dejaremos reposar la masa en un lugar cálido hasta que doble su volumen inicial.

Una vez la masa ha doblado su tamaño, desgasificamos y añadimos los tomates (sin piel y semillas). También introducimos los tomates secos, las aceitunas negras (previamente deshuesadas), los dientes de ajo y el romero, todo muy bien picado. Mezclamos la masa con todos estos ingredientes y damos forma a la masa.

Para finalizar y habiendo precalentado el horno a 220 grados, colocamos nuestro pan de aceitunas o fougasse en una placa de horno durante media hora.

Recetas en Francia: Fougasse

¡Dos platos deliciosos con los que traer un sabor de Francia a nuestras mesas!

Términos de búsqueda: