guindillas

Los apasionados del picante adoran las guindillas, los chiles, las piparras y en general toda la variedad de los denominados encurtidos. Y no es para menos porque proporcionan sabrosos aperitivos y también se convierten en aliños de determinados platos, ensaladas e incluso guisos.

No nos equivocamos al sospechar que muchos de estos seguidores del sabor picante y el aliño a base de vinagre terminan intentando cultivar sus guindillas y preparando su propio embotado. Que como la propia palabra indica no es más que macerar en frascos o botes de cristal y hacerlo de manera artesanal para el uso fundamentalmente doméstico, pero también suelen ser viandas propias de bares y restaurantes.
Seguir leyendo

Términos de búsqueda: