Si pensamos en diferentes formas de comer aceitunas estamos seguros que al 90% de las personas les vienen a la mente solo dos ideas: el tapeo y una simple ensalada. Sin embargo, lo cierto es que las formas de incluir la aceituna en nuestra dieta diaria son muchas más que dos simples opciones.

Si hace unas semanas te hablábamos de las aceitunas fritas, hoy te traemos otra manera  de ingerir este rico alimento. ¿Habías oído alguna vez hablar de la mermelada de aceitunas? ¿No? ¡Pues sigue leyendo!

Se trata de una saludable forma de incluir la fruta del olivo en nuestra dieta diaria, ya sea en el desayuno, como tentempié antes de una comida, como acompañante de un vino o una cerveza o como complemento de quesos y carnes. ¡Las opciones son infinitas y dejarás a todo el que la pruebe impresionado!

Además, la receta para preparar la mermelada de aceitunas es muy sencilla y no añade ningún tipo de aditivo artificial, ni conservante ni colorante.

Preparación. Para elaborar la mermelada de aceitunas necesitarás:

  • 100 gr de aceitunas verdes o negras SIN hueso (ten en cuenta que el color final variará en función del tipo de aceituna que utilices).
  • 50 gr (aprox) de azúcar.
  • Un vasito de zumo de limón.

Procedimiento:

– Para su elaboración es necesario cocer todos los ingredientes en una olla a fuego lento. Empieza añadiendo, por este orden, las aceitunas, el zumo de limón y el azúcar. Con ayuda de una batidora, tritura hasta formar una pasta y deja reposar durante varios minutos. Finalmente, retira del fuego y tu mermelada de aceitunas estará lista.

¿Fácil, verdad? ¡Pues el resultado no podría estar más rico! Pásate por nuestra tienda online, hazte con el paquete de aceitunas que más te guste y anímate a probar la receta.

Bon appétit!

Términos de búsqueda: