En Aceitunas Guerra valoramos como algo fundamental adaptarnos a los cambios que van surgiendo en el mercado, pero sin alejarnos de nuestro objetivo de elaborar productos realizados de forma tradicional manteniendo el sabor y la calidad que ha caracterizado a nuestras aceitunas y encurtidos durante tres generaciones.

Desde nuestros inicios hace ya más de seis décadas, en Aceitunas Guerra apostamos por los métodos artesanales de producción pero sin dejar de lado la incorporación de las nuevas tecnologías y los procesos más innovadores que nos permiten hacer frente a la creciente demanda. Todo esto nos permite adaptar nuestra producción, envasado y formatos a las necesidades de los distribuidores y del cliente final.

En Aceitunas Guerra realizamos proyectos a medida para cada cliente, adaptándonos a su demanda y elaborando el producto bajo pedido para asegurar su calidad y frescura. Nuestras infraestructuras, nuestro personal y la experiencia acumulada durante años nos ayudan a adaptarnos a cualquier reto y necesidad. En Aceitunas Guerra hemos llegado a procesar productos que nunca antes se habían visto en España como por ejemplo las aceitunas con azúcar, una variedad con una gran demanda en un mercado extranjero. Otro ejemplo en este mismo sentido es el envasado de aceitunas negras en lonchas para una cadena de pizzerías.

¿Cómo hacemos todo esto?

La clave está en no pensar en una única tipología de cliente final. Esta forma de trabajar y plantear nuestro modelo de negocio nos lleva a apostar por nuevos sabores, nunca antes vistos y satisfacer una demanda nunca antes atendida.

Apostar por la innovación, el cambio y la flexibilidad hace que las empresas sean más competitivas y sean capaces de ver el futuro en el momento presente. En Aceitunas Guerra apostamos por ello.

 

Nuestras aceitunas y encurtidos