No cabe duda de que el olivo es una de las especies arbóreas más tradicionales que existen. Sin embargo, aunque tiene un largo pasado, resulta difícil hablar con precisión sobre su origen. De hecho, son muchas las historias e hipótesis que existen al respecto.

Hay quien considera que proviene de la Antigua Mesopotamia, otros sitúan su nacimiento en el año 5000 a.C. y hay incluso quien cree que tiene un origen divino. Y es que, de acuerdo con la mitología griega, todo se remonta a una lucha entre Atenea, diosa de la sabiduría, y Poseidón, dios del mar. Quien ofreciera el regalo más valioso se convertiría en protector de una nueva colonia griega. Mientras Poseidón hizo surgir un caballo (símbolo de fuerza), Atenea hizo surgir un olivo (fuente de alimento), consagrándose ganadora al considerar su regalo más valioso y dando lugar, así, al primer árbol.

Sin embargo –y poniendo los pies en la tierra–, lo cierto es que no existe una fecha determinada a la que nos podamos remitir. Las referencias más certeras acerca de su origen nos llevan hasta el Imperio Romano, donde el olivo comenzó a expandirse por todo el Mediterráneo, gozando de un enorme prestigio que llega hasta nuestros días.

Un producto en expansión

El olivo es típico de las zonas con clima mediterráneo. Actualmente, España es quien ostenta el título de «Rey de los olivos» por ser el país que más árboles posee, seguido por Grecia e Italia. No obstante, con los años el olivo ha continuado expandiéndose hasta tal punto que hoy es también cultivado en lugares tan dispares como Sudáfrica, Australia y China.

La aceituna, la gran triunfadora

Inicialmente, la aceituna del olivo se utilizaba exclusivamente para la extracción del aceite. Con el paso del tiempo, el fruto fue abriéndose poco a poco paso hasta convertirse en un gran aperitivo de mesa, consumiéndose de manera directa. De hecho, en Andalucía fue un alimento básico de los jornaleros del campo durante los siglos XIX y XX.

Hoy en día el consumo de este fruto es de sobra conocido y la variedad de aceitunas de mesa, enorme. Te animamos a echar un vistazo a nuestra tienda online y elijas la variedad que más te guste.  ¡Te costará decidirte!