Viajando hacia el sur de la Península Ibérica nos encontramos con una tierra verde, con un olor especial y un aire fresco que nos recuerda que ya estamos en Jaén, la comarca del oro líquido y las aceitunas y una región muy especial para todas aquellas personas que tenemos relación con el olivar.

En este nuevo artículo queremos daros algunas claves y curiosidades que os permitirán conocer mejor esta tierra tan especial de Andalucía:

– La ciudad de Jaén cuenta con más de 3.000 horas de sol. Por ello es uno de los mejores lugares para vivir en España y uno de los más visitados por los turistas.

– A lo largo de su historia, Jaén ha recibido diferentes nombres. Era conocida como Auringis en tiempo de los romanos y Yayyan en la época de los árabes.

– La gastronomía, los bares y las tapas de Jaén son muy reconocidas tanto por lugareños como foráneos. En el casco histórico, el barrio de San Ildelfonso y en la conocida como zona de las tascas se pueden encontrar una infinidad de bares con historia en los que disfrutar de una amplia variedad de tapas en los que el aceite de oliva virgen extra y las aceitunas son los ingredientes estrella.

– Con 422 kilómetros cuadrados de superficie, Jaén ocupa un lugar privilegiado dentro de su provincia homónima. Se encuentra frente al valle del Guadalquivir y junto a Sierra Mágina, cordillera montañosa que une la capital con Granada. Por este motivo y su clima, sus tierras son ideales para las plantaciones de olivo y para la cría de ganado, especialmente vacuno.

– En las calles de Jaén siempre encontrarás rincones en los que suene una guitarra acompañada de palmas, músicos y gente luciendo trajes de gitana. Las sevillanas inundan la ciudad en épocas como en su feria que se celebra a principios del mes de mayo.

– Jaén no es solo una ciudad ideal para disfrutar del oro líquido o aceite de oliva como tentempié previo a una buena comida, sino también un lugar con un amplio interés cultural. Sus estrechas calles esconden lugares mágicos como el Castillo de Santa Catalina o su impresionante Catedral de la Asunción, de estilo renacentista, y considerada como una de las más espectaculares de Europa. Sus visitantes tampoco pueden abandonar la ciudad sin visitar el Palacio de los Condes de Villardompardo, una construcción del siglo XVI y en la que se encuentran los famososo Baños Árabes. Estos tienen una extensión de 450 metros cuadrados y son con mucha probabilidad los más grandes de Europa. Una auténtica joya que al año recibe a más de 55.000 visitantes y que nos permite imaginar la ciudad de Jaén en la época de mayor esplendor del Islam en la Península Ibérica.

– Más allá de la capital, la provincia de Jaén cuenta con una gran riqueza cultural. Un ejemplo de ello son Úbeda y Baeza, dos ciudades emblemáticas patrimonio de la humanidad y separadas por apenas ocho kilómetros. Por un lado, Úbeda atesora una gran riqueza artística propia del Renacimiento que en nada tiene que envidiar a la arte renacentista italiano. Por otro lado, Baeza atesora una gran riqueza monumental. Ambas ciudades ofrecen una ingente producción olivalera. Es más, Úbeda está considerada como el término municipal con mayor producción de aceite de oliva en el mundo.

Y una vez dicho esto, ¿nos vamos a Jaén?

Olivos y aceitunas en Jaén

Términos de búsqueda: