Si estás buscando una aceituna especial para tu establecimiento o simplemente para disfrutar en tu propia mesa, en Aceitunas Guerra te sugerimos que pruebes la oliva pico-limón. Por sus características, sin duda, esta variedad de Extremadura se hará con un sitio en tu casa o en el lineal de tu establecimiento. La variedad de aceituna pico-limón es muy apreciada para la elaboración de aceite y para aderezo y encurtido. Tanto su aceite como en aperitivo, la pico-limón tiene mucha personalidad.

Extremadura, hogar de la pico-limón

 

Es originaria de Portugal (en el Alentejo es muy abundante). Aunque es posible encontrarla en el norte de la provincia de Sevilla, podemos decir que esta aceituna encuentra su hogar en el territorio del sur de Extremadura, más concretamente en la comarca de Campiña Sur. En esta región la orografía se nos muestra en forma de llanuras y prados salpicados por cultivos y dehesas de alcornoques. Ahí se pasea el ganado porcino, que después nos regalará sus jamones extremeños. Al sur y al norte, estas planicies se elevan ligeramente para convertirse en sierra Morena.

El nombre «pico-limón» deriva del pezón que se forma en uno de sus extremos. La pico-limón es muy resistente al frío, aunque no tanto a la sequía, y encuentra un entorno ideal en las extraordinariamente fértiles llanuras de Campiña Sur. Casi un 75 % de la producción olivarera de esta zona se dedica a la pico-limón (más de 13 000 hectáreas), lo que indica la importancia que tiene para los extremeños.

Es una variedad de ciclo largo y de abundante producción, que se suele recolectar en diciembre por vibración de las ramas o por ordeño. Los frutos caen y son recogidos delicadamente en mallas colocadas en torno al tronco del olivo. Después, se seleccionan, limpian y preparan. Las pico-limón dedicadas al aceite serán llevadas a las almazaras. Las de consumo en mesa se aderezarán y prepararán convenientemente.

¿Cómo es la aceituna pico-limón?

 

La variedad de aceituna pico-limón es un fruto de gran tamaño y tiene un sabor muy complejo, lleno de matices. Es una aceituna de sabor afrutado, con toques de hierba fresca y hoja de olivo, recuerdos de manzana y unas notas de gusto picante. Todo esto le da el toque distintivo que tanto se aprecia en mesa y en su aceite. Este picor se mitiga cuanto más maduro esté el fruto. Es por ello que muchos productores recomiendan esperar para que en el momento de la recolección esté en su punto justo de equilibrio.

Esta oliva se considera un producto selecto. Sea exprimida para aceite o aderezada para aperitivos, es una aceituna considerada gourmet. Por lo tanto no puede faltar en ningún establecimiento o restaurante que desee ofrecer una delicatessen a sus clientes. Pero tampoco debemos olvidarla en casa. Es una delicia que se disfruta en cualquier momento aderezada con hierbas aromáticas (el laurel le aporta un perfume ideal) y acompañada de pequeños trocitos de pimiento rojo.

El sabor y los matices de la pico-limón hacen que esta aceituna se diferencie y distinga de todas las demás. Para servir algo que destaque y llame la atención, no lo dudes, apuesta por la aceituna pico-limón.