El vermut está de moda. Las barras de los bares nacionales han recuperado este clásico de la hora del aperitivo cuyo origen se remonta a finales del s.XVIII en la ciudad italiana de Turín. Desde entonces, esta bebida alcohólica ha ido calando en el abanico gastronómico español para convertirse en protagonista principal de multitud de cócteles –Manhattan o Dry Martini- e ingrediente acompañante en recetas de carnes y mariscos.

Por su color es posible identificar sus dos variedades: el vermut rojo, de origen italiano, con su color oscuro y sabor dulce; y el vermut blanco, creado en Francia y compuesto por más de 50 extractos de hierbas, raíces y flores, junto con especias y frutas.

¿Cómo se elabora el vermut?

La receta y proceso de elaboración varía según cada fabricante, no obstante, existen unas normas conjuntas que se deben cumplir según la legislación europea. La primera y más importante de todas: el vermut debe contener un 75% de vino, normalmente blanco. A partir de ahí, se añaden hierbas aromáticas –entre 50 y 80 diferentes- que se maceran directamente con el vino; añadiendo azúcar y caramelo para dotarlo de ese característico color dorado en el caso del vermut rojo.

Tres aperitivos para acompañar al vermut

Así, los encurtidos y el vermut son la pareja perfecta para los amantes de la hora del aperitivo. ¿Tú también te declaras fan incondicional de esta combinación de sabores? Te mostramos tres espectaculares maridajes para los mejores vermuts del mercado.

1. Banderillas picantes y vermut Monsant Masroig

La cooperativa Masroig, con un siglo de historia, ofrece un vermut clásico, criado en barrica de roble con la adición de hierbas aromáticas que le confieren un sabor suave que podemos potenciar y elevar con nuestras banderillas picantes compuestas por compuestas por pepinillo, cebollita, pimiento rojo, guindilla y manzanilla rellena de pimiento.

2. Vermut de sidra y aceitunas negras

Sí, has leído bien. La fiebre del vermut también ha llegado al mercado de la sidra. El producto Roxmut es un buen ejemplo de ello, un vermut donde el retrogusto dulce da paso a la acidez típica de esta bebida elaborada a partir de manzana. Para equilibrar los sabores, nada mejor que unas suaves aceitunas negras que nos limpiaran el paladar tras cada trago.

3. Vermut Yzaguirre Rosado y Mojo Picón

¡Demos la vuelta a la ecuación! Si antes el sabor intenso procedía del vermut de sidra, en esta ocasión la intensidad procede de la mezcla de encurtidos mojo picón con un aliño único que despertará nuestros sentidos. Para compensar, un vermut Yzaguirre Rosado, delicado y más ligero que el vermut tradicional.

Estas son algunas de las recomendaciones para conseguir un maridaje perfecto a la hora del vermut. Esperamos que te hayan resultado útiles y te animes a preparar alguno.

Términos de búsqueda: