En alguna ocasión hemos escuchado hablar de los múltiples beneficios de aceite de oliva que la dieta mediterránea tiene para nuestra salud. La razón de todos estos beneficios está en la amplia variedad de alimentos que componen la dieta mediterránea y que son: pan, pasta, frutas, hortalizas, frutos secos, vino en pequeñas cantidades, pescado, carnes magras, especias, miel y aceite de oliva. Cada uno de estos alimentos aportan distintos beneficios a nuestro organismo. En el artículo de hoy queremos explicar con más detalle cuáles son las ventajas de uno de estos alimentos, el aceite de oliva. Y es que nuestro oro líquido tiene una amplia lista de beneficios que no debemos pasar por alto. ¡Toma nota!

1. Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares: son muchos los estudios que ya se han llevado a cabo y que confirman que el aceite de oliva junto con los frutos secos tienen importantes beneficios sobre el síndrome metabólico. Tanto el aceite de oliva como los frutos secos ayudan a disminuir la obesidad abdominal y los niveles de glucosa en sangre, dos de los principales indicadores de la existencia de enfermedades cardiovasculares.

2. Adiós al colesterol malo, ha llegado el momento del colesterol bueno: si queremos reducir el colesterol malo en favor del llamado HDL o colesterol bueno, en el aceite de oliva tenemos a un gran aliado. Y es que el aceite de oliva es un alimento rico en polifenoles, que aportan antioxidantes y ayudan a frenar la oxidación del HDL.

3. Cuida la salud de tu estómago: el consumo de aceite de oliva nos ayuda a formar una película alrededor del estómago y el duodeno previniendo así la formación de úlcerasque puedan mermar nuestra calidad de vida.

4. Una ayuda para tratar las úlceras por presión: este tipo de lesiones afectan mucho a la calidad de vida de las personas que las padecen, especialmente personas mayores o inmovilizadas. Pues bien, el aceite de oliva y también los zumos de aceitunas pueden servir para paliar los efectos que tienen este tipo de lesiones. Cada vez más, el aceite de oliva es empleado para asistencias sanitarias.

5. La piel, el espejo de nuestra salud: utilizar una buena crema hidratante y beber mucha agua son algunos de los consejos que debemos llevar a la práctica para lucir una piel hidratada. Pero además de todo esto, el aceite de oliva se configura como una de las mejores sustancias humectantes para nuestra piel. Además, contribuye a mantenerla más suave, joven y la protege de los rayos del sol.

6. Un gran aliado para hacer frente al cáncer de mama: hace apenas unos días hemos conocido el resultado de una investigación española del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) y coordinada por la Universidad de Navarra según la cual se ha descubierto el valor preventivo de la dieta mediterránea frente al cáncer de mama. Y en concreto el valor que tiene el aceite de oliva en todo este proceso siendo capaz de reducir hasta en dos tercios el riesgo de padecer esta enfermedad. Según este estudio, cuanto más se incrementa el consumo de aceite de oliva, aumenta su efecto protector.

En otro estudio llevado a cabo por la Universidad de Granada y de Málaga, los investigadores utilizaron aceite de oliva para obtener nanocápsulas que han arrojado muy buenos resultados para combatir aquellas células afectadas por el cáncer de mama, reduciendo al mismo tiempo el daño en células sanas.

7. Una ayuda para frenar los dolores: por sus contenidos en oleocantal, el aceite de oliva también ejerce una acción antiinflamatoria que ayuda a reducir dolores articulares y musculares.

8. Enfermedades mentales, bajo control: debido a sus altos contenidos en grasas saludables monoinsaturadas, el consumo de aceite de oliva puede ayudar a prevenir el deterioro mental, muy relacionado con enfermedades como el alzhéimer.

Más en nuestra tienda online

Beneficios-de-aceite-de-oliva