Hoy te traemos una riquísima receta de queso Halloumi, una elaboración originaria de Chipre que destaca por su riquísimo sabor siempre que lo pongamos sobre la parrilla. Existen varios quesos Halloumi, aunque el que mejor se adapta a las tradiciones de esta isla mediterránea es el que se elabora con leche de cabra y oveja. De todas formas, también puedes encontrarlo con leche de vaca, aunque te recomendamos que optes por el primero. Aunque sea un poco más caro, el sabor es muchísimo mejor.

Para aquellos a los que os cueste un poco probar nuevos productos, ¡tranquilidad! El Halloumi, pese a su exótico nombre, es un queso muy parecido a la mozzarella. Es un queso blanco, con una textura en capas y un sabor salado (aunque no excesivamente). Suele servirse fresco y acompañado de tomate y especias, aunque en muchos lugares se añaden salsas de todo tipo. Por ejemplo, los chipriotas comen Halloumi fresco y sandía durante los meses más calurosos (por ejemplo, el meze chipriota, el clásico melón con jamón español, es inimaginable sin Halloumi) o lo incorporan a ensaladas plagadas de ingredientes mediterráneos, pero también puede servirse frito o a la parrilla y acompañado de todo tipo de vegetales.

En esta ocasión, vamos a descubrir una receta de Halloumi a la parrilla y al limón acompañado de una tapenade de aceitunas negras.

Ingredientes

Para preparar esta receta necesitarás varios ingredientes. ¡Vamos a verlos!

-Medio paquete de queso Halloumi.

-Medio limón cortado en cuatro rebanadas.

-Dos cucharadas de aceite de oliva.

-Dos cucharadas de jugo de limón.

-Una cucharadita de cáscara de limón.

-Cuatro cucharaditas de tapenade de aceituna negra.

-Cuatro cucharaditas de pimientos rojos picados.

Los pasos, como verás a continuación, son francamente sencillos. Además, podrás sorprender a tus familiares y amigos gracias al riquísimo sabor de este plato.

Para empezar, en un tazón pequeño, tendrás que batir el aceite de oliva junto al jugo y la cáscara del limón. El siguiente paso consiste en verter esa mezcla sobre las láminas de queso y, muy importante, dejarlo reposar por lo menos durante 30 minutos.

Mientras tanto, podemos preparar la tapenade de aceituna negra (si es que no la teníamos ya). Para ello, machacamos los ingredientes (aceitunas negras, tres hojas de albahaca, medio diente de ajo, ocho alcaparras y un filete de anchoa) en el mortero o con la batidora (con cuidado de que no quede demasiado triturado) y añadimos poco a poco aceite de oliva hasta que veamos la textura queda gruesa. Una vez lista la tapenade, la reservamos.

A continuación, tendrás que asar los pimientos y poner a calentar la parrilla para cocinar, durante 4 minutos, el queso y las rodajas de limón. Para saber que está listo, tendrás que fijarte en el color que va adquiriendo el queso: tiene que estar dorado por ambos lados.

¡Y listo! Llega el turno de servir. Coloca el queso en un plato y cúbrelo con la tapenade y los pimientos rojos asados. ¡Buen provecho!

Términos de búsqueda: