Se suele decir que para cualquier ocasión siempre hay un refrán, pero ¿Cuál es el origen de cada refrán? Estas frases que forman parte de nuestra cultura, son variadas y de diversas temáticas; por ello queremos compartir algunos de los refranes sobre aceitunas y el olivo, y el origen de estos.

“Aceite abundante, buen año por delante”

En la antigüedad el aceite era un bien muy preciado no solo servía como aditivo de las comidas; si no que servía para encender las lámparas. De hecho, tuvo incontables aplicaciones en la vida diaria: en la cocina, como alimento y condimento por excelencia; en la cosmética, para la elaboración de perfumes; en la metalurgia, para templar metales;en la medicina, para la fabricación de diversas clases de remedios.

Y ni qué decir de sus usos en el ámbito religioso, donde alcanzó, sin duda, el máximo grado de valoración; baste mencionar, a modo de ejemplo, ‘los santos óleos’ de la religión católica. Por estos y muchos otros motivos surgió este refrán en el que se coloca al zumo de la aceituna como símbolo del buen augurio y que traerá un buen año.

“Aceite de oliva, todo mal quita”

De sobra son conocidos los beneficios del aceite de oliva para la salud y el bienestar. El aceite de oliva se ha utilizado durante miles de años en las culturas mediterráneas. Los antiguos griegos sabían de su poder para sanar las heridas. Algunas de los usos de por los que el aceite de oliva es el “oro líquido” que todos deberíamos tener en nuestras cocinas o baños y botiquín:

  • Es muy bueno para la piel seca: Su uso es recomendado en zonas de la piel extra-secas como los codos y los pies, en las quemaduras de sol, erupciones cutáneas, heridas o picaduras de insectos
  • Para el higiene persona: El aceite de oliva puede ser usado para eliminar maquillaje, el cuidado de las cutículas, afeitarse, para el cabello seco.
  • Para ingerir como alimento: Tener una excelente botella de aceite extra-virgen de oliva en la cocina para una buena salud, así como para cocinar es importante ya que ayuda en la pérdida de peso, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, reducción de cálculos biliares, prevención del cáncer de colon, prevención del cáncer de mama, enfermedad de alzheimer y diabetes.

“El olivar y el potro,  que los críe otro”

De sobra es conocido el esfuerzo que supone la recogida de la aceituna, por ello ya en la antigüedad se comparaba a la dificultad de criar y educar a los potros. ¿Sabes realmente como se recogen las aceitunas? La aceituna son recogidas manualmente mediante rasquetas en forma de peines que se restriegan sobre los frutos haciéndolos caer sobre los toldos, colocados debajo de los árboles. También puede ser recogida mediante el uso de las cañas o de palos para golpear las ramas en lo que se conoce como la técnica del vareo.

Por esta dificultad a la hora de recolectar las aceitunas surgió este refrán, el cual compara su recolección con el cuidado y cría de los potros por la ardua tarea que supone realizar cualquiera de ambas actividades.

Refranes sobre aceitunas

Términos de búsqueda: