Si por algo podemos presumir en España es por ser un país con una amplia variedad de climas y distintos tipos de suelo. Estos factores han provocado que nuestro país pueda destacar por contar con más de 260 variedades de olivo y aceitunas cultivadas. Cada una de estas variedades tiene características únicas que hacen especial al fruto y el tipo de aceite que se puede extraer de él.

En este nuevo artículo queremos daros a conocer algunas de las principales variedades de olivo y aceitunas que podemos encontrar a lo largo y ancho de la geografía española y explicaros algunas de sus características:

Aceitunas Picual

Es la variedad más extendida no solo en España sino en el resto del mundo, llegando a representar el 20% del olivar mundial. En España se encuentra en las regiones de Andalucía, Jaén, Granada, Córdoba y Sevilla. Como curiosidad, su nombre se debe a que la forma de la aceituna termina en punto o pico. La aceituna Picual es una variedad muy apreciada por su gran productividad, la facilidad de su cultivo y la gran calidad del aceite que produce. Respecto a este último aspecto, el tipo de aceite que se extrae de esta aceituna tiene un sabor afrutado, con toques amargos y picantes.

Variedad picual

Aceitunas Arbequinas

La aceituna Arbequina es muy representativa de Cataluña aunque también la podemos encontrar en otras regiones como Aragón, Andalucía y La Rioja. En cuanto a los usos de esta aceituna, además de ser aceituna de mesa, esta variedad se utiliza para producir un aceite de oliva de gran calidad y con un ligero toque a picante. El tipo de olivo de esta variedad se caracteriza por ser muy resistente al frío y por un tamaño de las olivas más reducido que otras variedades.

Variedad aceituna arbequina

Aceitunas Cornicabras

La cornicabra la aceituna manchega por excelencia y tiene su origen en el pueblo toledano de Mora. También la podemos encontrar en Madrid y Extremadura. La forma de este tipo de aceituna es alargada y puntiaguda y de ella se puede producir un aceite con aroma fresco y con sabores dulces y amargos. El tipo de olivo de esta variedad tiene un vigor medio.

Aceitunas cornicabra

Aceitunas Hojiblancas

Este tipo de aceituna se cultiva especialmente en Málaga, Córdoba, Cádiz y Granada y representa en torno al 15% de todo el olivar andaluz. Como curiosidad destaca el origen del nombre de esta aceituna y que procede del color del revés de la hoja de esta variedad de olivo, plateado desde la distancia. Este tipo de aceituna se puede utilizar como aceituna de mesa y también es empleada en la producción de aceite. El aceite de esta aceituna es de un color verde intenso, con aromas de frutas maduras, un sabor muy agradable y con un cierto toque amargo.

Variedad Hojiblanca

Aceituna Manzanilla

Esta variedad se trabaja en la Alta Extremadura (Sierra de Gata, Las Hurdes, Valle del Jerte y la Vera) y es una variedad protegida por la Denominación de Origen Gata Hurdes. En cuantos a los usos, la aceituna manzanilla cacereña se utiliza tanto en mesa como para la producción de aceite. Respecto a este último aspecto, el aceite de esta aceituna tiene mucho cuerpo, en el predominan los aromas vegetales y un toque picante.

Variedad aceituna manzanilla

Hasta aquí algunos de los tipos de aceitunas y olivos más comunes en España, aunque como hemos comentado al inicio del artículo hay muchas más variedad que os acercaremos en nuevos artículos.

Términos de búsqueda: